Waymo muestra su próximo prototipo de coche realmente autónomo

Coche autónomo de Waymo y Geely - Emergentes
La pila lidar superior. Como tiene que girar constantemente, Waymo se dio cuenta de que se pueden pegar unos cuantos LED en el lado opuesto y hacer una pantalla de persistencia de visión que muestre la "W" de Waymo.
La pila lidar superior. Como tiene que girar constantemente, Waymo se dio cuenta de que se pueden pegar unos cuantos LED en el lado opuesto y hacer una pantalla de persistencia de visión que muestre la "W" de Waymo.
« de 8 »

Waymo es una empresa norteamericana que da servicio de taxi-robot en algunas ciudades, pero los vehículos para esos servicios son coches comerciales readaptados. La empresa ha utilizado hasta ahora vehículos Waymo de “4ª generación”, basados en el Chrysler Pacifica Hybrid, o de “5ª generación”, basado en el Jaguar I-Pace (las “generaciones” son clasificaciones de Waymo, nada que ver con los tipos de vehículos autónomos, que hemos visto en otras entradas del blog). Todo eso ha sido necesario para permitir que el servicio de Waymo se ponga en marcha, pero estos vehículos, llenos de controles y diales para conductores humanos, son conducidos por un robot que en realidad no necesitaría volante ni pedales.

Así que, por segunda vez, Waymo está diseñando desde cero un vehículo sin conductor, sin ninguno de esos inútiles controles humanos heredados. El coche se anunció originalmente en diciembre 2021, pero ahora Waymo muestra más detalles sobre el mismo. Waymo ha mostrado el coche en un evento de prensa celebrado en Los Ángeles, y un prototipo simulado, sin sensores y conducido por humanos ha llegado recientemente a una pista de pruebas.

El coche se fabrica con la marca Zeekr del Grupo Geely y está diseñado como un vehículo totalmente eléctrico “optimizado para el transporte como servicio (TaaS – Transportation as a Service)”. El coche no tiene volante, pedales ni retrovisores, y sus cuatro puertas correderas automáticas se abren como si fuera una especie de vagón de metro, pero para carretera. En el interior, el monovolumen tiene capacidad para cinco personas, dos de ellas en la parte delantera, donde el salpicadero no presenta nada más que una pantalla táctil montada en el centro. También hay dos pantallas táctiles en los respaldos de los asientos traseros, donde se puede reproducir música, elegir un destino o ver lo que está pensando el coche en ese momento.

Como Waymo no ha dado mayor información, tenemos que hacer conjeturas sobre los sensores. Hay un sensor cilíndrico que se repite seis veces en el vehículo y que probablemente sea un LIDAR, un sensor en cada esquina del coche apuntando directamente hacia los lados, presumiblemente como vigías para el cambio de carril. Luego, para avanzar y retroceder, hay sensores montados más abajo en la parte delantera y trasera, justo en el centro del parachoques. Estos seis elementos parecen ser los sensores de “no golpear nada” y se encargan simplemente de obtener un escaneo perimetral de lo que hay muy próximo y alrededor del coche. Además, en el techo va montado el habitual conjunto de sensores de gran tamaño, con lidar 360 de largo alcance y otros sensores, para planificar y encontrar rutas.

El comunicado de prensa de Geely dice que este coche está construido sobre la “arquitectura SEA-M”, diseñada específicamente para vehículos autónomos. Geely describe el vehículo diciendo: “La SEA-M subvierte la idea de desarrollar vehículos pensando en el conductor, que no existe en los vehículos autónomos. Ofrece a los diseñadores la oportunidad de crear una ‘sala de estar’ móvil inteligente gracias a las características fundamentales de la arquitectura, como el amplio interior, la posibilidad de elegir y colocar los asientos, la ausencia de pilar B y la robusta columna vertebral eléctrica/electrónica (E/E) que permite la conducción autónoma y los dispositivos conectados.”

La colaboración con Waymo dio lugar a la “variante TaaS SEA-M” con la marca Waymo, pero el diseño básico del SEA-M puede utilizarse en otros vehículos. Geely también ha publicado un comunicado de prensa en chino en el que muestra un coche autónomo “M-Vision” con el mismo diseño básico. Las imágenes del M-Vision muestran opciones interiores aún más radicales y similares a las de un tren: una de ellas muestra un asiento delantero orientado hacia atrás y una mesa en el centro del vehículo, lo que supone una verdadera “sala de estar”. Curiosamente, Geely afirma que el M-Vision llegará a las calles en 2024. Waymo no es tan específico.

El primer prototipo de coche sin volante de Google/Waymo fue el Google Firefly, un pequeño y simpático que llegó a las carreteras en 2015. Ese pequeño coche apenas era un vehículo de verdad, con una velocidad máxima limitada a 25 mph, y presumiblemente solo se le permitió circular por las carreteras como proyecto de prueba. Waymo es ahora una empresa independiente de Alphabet (ya sabéis, Google), con un servicio comercial de vehículos compartidos. Las nuevas normas de la entidad norteamericana National Highway Traffic Safety Administration de este año permiten que los coches sin conductor salgan a la carretera sin volante, por lo que Waymo y Geely podrían lanzar un montón de ellos. Waymo afirma que el coche estará “disponible en los próximos años” para el transporte compartido.

Artículos Relacionados

Respuestas