Lección 1, Tema 1
En Progreso

Beneficios de la trazabilidad

Los sistemas de trazabilidad deben incluir los procedimientos para identificar un producto y establecer su historial de producción, origen y destino. La trazabilidad da mayor claridad a la cadena de suministro de alimentos desde la granja hasta el mercado y la garantía de la identidad del producto.

Pre-requisitos de la trazabilidad

La seguridad alimentaria y la trazabilidad en la cadena de suministro de alimentos dependen de:

  • La legislación que establece los requisitos mínimos de trazabilidad.
  • Controles oficiales para comprobar el cumplimiento de la legislación por parte de las empresas alimentarias.
  • Que las empresas alimentarias tomen medidas y adopten prácticas para conseguir un sistema de trazabilidad adecuado.

Objetivos de la implantación de la trazabilidad

Para las autoridades competentes, la aplicación y el uso de sistemas de trazabilidad sólidos y eficaces en la cadena alimentaria pueden contribuir a una serie de objetivos, por ejemplo:

  • Promover la seguridad alimentaria al permitir una respuesta más específica y rápida a los incidentes alimentarios.
  • Mejorar la aplicación de la legislación alimentaria al permitir un mejor acceso a la información sobre los productos alimentarios y sus componentes.
  • Proporcionar información para respaldar las declaraciones del etiquetado y ayudar a los consumidores a elegir con conocimiento de causa.
  • Mejorar la eficacia de las medidas adoptadas en respuesta a las inspecciones de alimentos.
  • Identificar las organizaciones responsables en la cadena alimentaria y de piensos.

Beneficios de la Trazabilidad

La industria también puede beneficiarse de estos sistemas, por ejemplo:

  • Apoyar los objetivos de seguridad y/o calidad de los alimentos y cumplir las especificaciones de los clientes.
  • Cumplir con las regulaciones o normas locales, regionales o internacionales, según corresponda.
  • Comunicar información a las partes interesadas y a los consumidores mediante el suministro de información fiable a los reguladores, los clientes y los consumidores.
  • Mejorar la protección de los consumidores a través de una retirada de productos mejor orientada y más rápida.
  • Mayor eficiencia en las empresas, con más información para ayudar en el control y la gestión de procesos, por ejemplo, en el control de existencias y el control de calidad.
  • Apoyar las declaraciones de autenticidad de los productos, por ejemplo, para autenticar las declaraciones de origen y producción.
  • Disuasión del fraude.